Elegir región de mercado e idioma
  • Suecia Sueco
  • Reino Unido Inglés
  • Alemania Alemán
  • Noruega Noruego
  • Dinamarca Danés
  • Finlandia Finés
  • Francia Francés
  • Bélgica Francés
  • Bélgica Neerlandés
  • Holanda Neerlandés
  • Estados Unidos Inglés
  • Australia Inglés
  • Italia Italiano
  • España Español
  • background Layer 1
    Japón Japonés
  • Corea del Sur Coreano
  • International Inglés
Number 1 slide-item
Number 2 slide-item
  1. First thumbnail
  2. Second thumbnail

Con el rotor basculante, todo es posible

A lo largo de la carretera 365, a unos 35 km al norte de Lycksele en Suecia septentrional, el contratista Per­Åke Markstedt trabaja en un gran proyecto de protección contra la intemperie para el cliente Skellefteå Kraft. Nos encontramos con él y dos de sus empleados, Ingemar Enqvist y Mårten Forslund, cuando acaban de cruzar el río Vindel y están enterrando un cable de alta tensión en la pendiente empinada y pedregosa que constituye el soporte del puente.

“Sin el rotor basculante sería prácticamente imposible”, dice Per­Åke Markstedt.

“Usted mismo puede ver las condiciones en que trabajamos”, dice Per-Åke durante la breve pausa que hace el grupo para conversar.

Per-Åke señala una gran pila de roca que han extraído de la zanja de cables y es fácil entender que este trabajo sería difícil sin un rotor basculante.

“Casi imposible”, dice Per-Åke y explica que no puede salir con la máquina a la pendiente y por eso debe cavar en “offset”, es decir con el cucharón paralelo al camino.

Además, Per-Åke cree que sería muy difícil recoger todas las rocas sin el rotor basculante, porque hubiesen rodado hasta el agua pendiente abajo.

“Véalo usted mismo mientras trabajo. Primero, me aseguro de aflojar todas las piedras grandes y después tengo que girar el cucharón para introducirlo por debajo de las piedras. Así puede recoger todo”, dice Per-Åke.

Más trabajo con Gudrun

Per-Åke dirige su propia empresa Å Markstedt AB con sede en Skellefteå y actualmente uno de sus principales clientes es Skellefteå Kraft.

Precisamente la protección contra la intemperie (es decir, enterrar cables de alta tensión) es un trabajo que se realiza desde hace muchos años y que se intensificó después de que la tormenta “Gudrun” asoló el sur de Suecia en enero de 2005.

Entonces, el Gobierno decidió que se enterrarían gran parte de los cables de alta tensión aéreos para protegerlos de la intemperie.

Per-Åke utiliza él mismo una JCB JS175W y, además de esta máquina, la empresa tiene dos excavadoras de orugas JS130.

“Adquirí mi primer rotor basculante a principios de los noventa y fui uno de los primeros contratistas que reconoció las ventajas de este concepto”, dice Per-Åke.

“Adquirí mi primer rotor basculante a principios de los noventa y fui uno de los primeros contratistas que reconoció las ventajas de este concepto”

Per­-Åke Markstedt

404 - Página no encontrada

No encontramos la página que usted busca.

Se ha producido un error

Pruebe con recargar la página para ver si el error se repite.

Se ha producido un error

No fue posible conectarse a internet, verifique su conexión con la red.